Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
LLevaba bastante tiempo con una idea en la cabeza. Tanto entrenar por la zona del Valle de La Orotava, siempre por partes, que si por Los Realejos, otro día en La Orotava, ruta por la costa... ¿qué tal sería unirlas todas en un solo entreno?
Un día, haciendo kilómetros por el monte lo comenté con unos compañeros, y para desgracia mía, jeje..., uno cogió el guante y ¡zas!, me lo lanzó en toda la cara. Me llamó por teléfono y me soltó -el jueves 2 de Febrero lo tengo libre-. Imposible negarse.
Tras alguna llamada y negociación, un tercer individuo se unió al equipo, otro de esos que no sabe decir que no.
A las 5 de la mañana estábamos en el Muelle de Puerto de la Cruz, Marcos, Jesús y yo. Con mucho frío a nivel del mar salimos por la costa con los frontales encendidos, todavía no lo sabíamos, pero por delante esperaban más de 50 kms. y  de 5.000 mts. de desnivel acumulado.
Ibamos entrando en calor en dirección a La Playa del Socorro para enlazar con la ruta 0-4-0, pero primero pasamos por la playa de Los Roques, La Romántica y Rambla de Castro. La subida a Tigaiga ya nos metió de lleno en el esfuerzo.
Por aquí me comí mi primera minibarrita de Lion Bar (Mercadona), no había otra cosa en casa y tuve que tirar de ellas para este entreno que se presuponía largo, superdescubrimiento, una bolsita de 12 unidades fueron 2€, fáciles de llevar ya que vienen en bolsitas pequeñas, sólo comí esto durante todo el día salvo unas pocas almendras y un gel en la última subida.
Pasamos por la Corona y todavía no había amanecido, seguimos hacia Chanajiga a buen ritmo. En la zona recreativa paramos un momento a quitarnos los frontales, rellenar agua y comer algo. ¡¡Casi nos congelamos!!, tuvimos que ponernos en movimiento para entrar en calor. De aquí hasta La Caldera por la pista con un frío terrible acompañados por la escarcha. No voy a decir quien, pero el tío no tiene ni un pelo de tonto, se pasó todo el tramo mudo por el frío y eso que era el único que llevaba guantes.

Marcos y Jesús en La Cruz de La Lajita.

De La Caldera en adelante, todo por pista y siempre subiendo hasta el cortafuegos. A Marcos y a mí se nos atragantó un poco este tramo y tuvimos que caminar unos cuantos cientos de metros. Jesús metió el plato pequeño y esperó por nosotros arriba.
A partir de aquí empezaba la larga bajada, por el cortafuegos hasta La Cruz de La Lajita donde había unas vistas del Valle increíbles. LLegamos a las primeras huertas en Pino Alto y en un bar de la zona nos paramos a tomar café que buena falta nos hacía para lo que nos quedaba. Ya sólo quedaba atravesar la urbanización de Las Cuevas, El Rincón por la Playa del Bollullo llena de guiris que nos animaban y bajar por Martiánez hasta llegar al Muelle.

Desafío conseguido, después de algo más de siete horas, estábamos de nuevo en el punto de partida, algo sorprendidos por las buenas sensaciones en un entrenamiento tan largo.

Sólo una reflexión, la dejo ahí para el que la quiera escuchar, este tipo de entrenamientos, me recuerdan mucho a los de hace unos años, cuando este deporte no estaba tan "de moda", éramos cuatro gatos y salíamos al monte a disfrutar del entorno, de la naturaleza y de la compañía. Habían dos o tres carreras al año a las que íbamos todos y el buen rollo era la tónica general. Que no se me entienda mal, el buen rollo sigue siendo la norma, pero últimamente hay mucha "mosca cojonera", como ha dicho alguien al que admiro mucho por ahí.
Hemos tenido que eliminar una herramienta que se creó para eso, para unir y que era muy útil para este mundillo, en ella aprovechábamos para hacer quedadas, entrenos, comentar curiosidades y para hacer equipo. Esperamos poder tenerla de nuevo en funcionamiento en breve pero con un poco más de control para evitar las "moscas cojoneras". Personalmente, puedo contar ahora con unos cuantos buenos amig@s que un día aparecieron por ese chat como unos completos desconocidos y que ahora son como de mi familia.

Nos vemos en el monte.

E.P.
Jesús y el que escribe en el Muelle de Puerto de la Cruz.


Enlaces a la entrada en Blogger

You have no rights to post comments