Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
Dos auténticos campeones 0-4-0.

Como viene siendo costumbre, la crónica empieza en el Alteza de Los Realejos, allí quedamos un grupito para salir en dirección al municipio de El Tanque el cuál le da nombre a esta media, aunque ya está en duda si lo del nombre no será más bien por la última subida, esa si que es más dura que cualquier tanque.


LLegamos y empieza el baile de saludos con todo el mundo, este mundillo de las carreras trail se ha convertido en una gran familia y no se pueden recorrer veinte metros sin saludar a alguien. Ya en la cola para la recogida del dorsal y el chip pudimos saludar a Víctor (7ks), vaya pedazo de vendaje que llevaba, ánimo y a recuperarse lo antes posible.

Después de cumplido el trámite y la firma sólo queda tiempo para equiparse y calentar un poco. En nada están llamando para la salida, así que allá vamos.

Nada más salir empieza una ligera bajada y la gente sale disparada, son apenas unos cientos de metros por asfalto y enseguida giramos a la derecha y empezamos a subir. Vengo arrastrando una pequeña lumbalgia desde el jueves pero el descanso, el Fastungel y un Ibuprofeno parece que han hecho efecto y no molesta demasiado. Muchos empiezan a caminar y yo sigo al trote hasta que llegamos a la pista que está bastante mal por culpa de las últimas lluvias. Hay muchas piedras y canales producidos por la bajada del agua, cuando la cosa se pone demasiado vertical hay que caminar y en cuanto se suaviza algo se puede trotar de nuevo. Así vamos subiendo poco a poco, los lumbares hay algunos momentos en los que me queman pero apretando un poco los abdominales se puede soportar.

Casi sin darme cuenta llego al primer avituallamiento, por lo menos de sensaciones voy mejor que el año pasado. Salimos a la carretera y después de unos metros de asfalto entramos en otra pista que permite correr bastante bien. Al llegar a la zona volcánica, sorpresa, el camino está en muy buenas condiciones y permite traccionar bastante bien al correr. Me sorprendo gratamente ya que esta zona la paso enseguida y recuerdo que el año pasado sufrí bastante.

Empieza la pista y ya se puede alargar la zancada, voy con miedo por la espalda pero en unos minutos me doy cuenta de que todo va bien y empiezo a apretar. Poco a poco empiezo a adelantar gente y el subidón es total, voy alargando la zancada y entro en el monte del agua muy rápido. Me sorprendo porque el año pasado esta parte fue una tortura porque es una bajada bastante técnica y si no vas bien pierdes mucho tiempo. Sigo adelantando gente y disfrutando del recorrido, es precioso, en algunos momentos piensas, -¿qué hago corriendo por aquí en vez de pararme a disfrutarlo?-, habrá que pasar en el futuro más despacio y con la familia.

Ya iba buscando con la mirada la famosa montaña de las antenas, los que ya la habían hecho decía que era muy dura, no la veía pero derepente apareció la primera de las subidas, un fuerte repecho bastante técnico. Apretando un poco los dientes se subía bien y en lo alto se veían las antenas de la próxima subida. Estaban un poco más abajo y pensé, -no puede ser tan bestia como dicen-. Me equivoqué, después de una corta bajada apareció una pista que subía, y de qué forma. Resignación, pasitos cortos y para arriba, en estos momentos es cuando te acuerdas de los miembros de la organización y no para bien precisamente... ;-D


Cuando llegué arriba y vi la bajada me dije, bueno, que sea lo que Dios quiera y me dejé caer por allí para abajo lo más rápido que me permitían a estas alturas las piernas. Sentía que en cualquier momento me iba a dar algún calambre y guardé un poquito para el asfalto. Solo eran dos kilómetros y pico pero había que sufrirlos, como no, también había algún repecho importante, sobre todo al principio pero el olor de la meta daba alas. Apretando un poco para entrar decentemente se me acalambró el abductor pero ya estaba en meta y a salvo.

Al final hice 2:07:16 por mi reloj, muy contento porque bajé un minutillo el tiempo del año anterior que era más corta y con menos desnivel.

Más o menos llegamos todos en un puño, en la meta también estaban Rocha, César, José Carlos, Juan Francisco...

Felicitar desde aquí a Suso y Sito, dos campeones realejeros, a J. David por el tiempazo a Isabel que subió al pódium y a todos los que por allí estuvieron y terminaron.


Mención especial para toda la organización, encabezada por Rayco, que estuvieron a un nivel muy alto tanto antes, como durante y después de la carrera.
Galerías: Leticia & Jos€ Carlo$ y de 7ks.

Enlaces a la entrada en Blogger