Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado














Unas fotos cedidas amablemente por el amigo Javier Sánchez (GRACIAS).




























Santa Cruz y la larga bajada.


Ya estamos de vuelta después de un puente muy largo y bien aprovechado. Primeros días de playa, ya se nota el morenito (je, je...) y como no, MONTAÑA, y lo pongo en mayúsculas porque el recorrido se las traía.

Nunca había corrido por esa parte de la isla y el desconocimiento del terreno me hizo ser damasiado valiente. Por lo que sabía la carrera empezaba a nivel del mar, para luego recorrer un kilómetro y pico por asfalto en ligera subida y luego comenzar el ascenso por el cauce estrecho de un barranco.

Decidí salir un poquito rápido para evitar luego los adelantamientos en la zona más estrecha, pero la cuestión es que salí demasiado lanzado para mi ritmo y cuando llegaba a la zona del barranco va y me adelanta Amada, que para los que no la conozcan es la "keniata" de las corredoras locales. Entonces fue cuando me di cuenta y me dije, "-¿qué hago yo aquí delante?".

Hasta el primer avituallamiento en el km. 3.5 todo fue muy bien, trotando todo el tiempo y caminando en alguna subida muy fuerte o de piedras. Pero a partir de aquí empezó el calvario, las cuestas se hacían cada vez más duras y prolongadas, cada vez era más largo el tiempo y sólo podía correr en algunos descansos.

A todo este esfuerzo se unió el sol, que empezó a cascar de lo lindo y la falta de sombra en todo el recorrido, lo cual me llevó a un sobreesfuerzo considerable. Todo esto me obligó ya a caminar hasta pasado el 2º avituallamiento, km. 7.5. Además me iba adelantando gente todo el rato por lo que la cabeza también empezó a jugar un papel importante; juro que si no llega a ser porque tenía la bolsa con mis cosas en la llegada me hubiera dado la vuelta y hubiera mandado la carrera a tomar por c***.

Pero como no hay mal que cien años dure, llegamos a la zona más húmeda del recorrido, un precioso bosque de laurisilva en el que de nuevo los desniveles se suavizaban y se podía correr bastante. Oyendo ya la megafonía de meta, las piernas volvían a responder y las zancadas se alargaban pero la meta parecía que no llegaba nunca, aunque de repente unas escaleras y casi sin esperarlo, la meta.

1h 15min 21seg. de esfuerzo, pero ya estaba arriba, entrega del chip, recogida de camiseta y lo mejor del día, unas rodajitas de sandía fresquitas, no veas que bien sentaron.

Pasé a recoger mi bolsa camel-bag, la rellené con Aquarius y empezaba mi segunda carrera, la bajada. La organización ponía autobuses para llevarnos de nuevo a la zona de salida y tentado estuve de esperar, pero después de recuperarme durante unos minutos decidí salir.

Me iba cruzando con corredores que seguían llegando, los animaba un poco pero se veían muchas caras de sufrimiento. Me adelantó otro corredor que también había optado por bajar corriendo y seguía cruzándome con gente que subía de los avituallamientos. Al poco de salir del bosque de laurisilva una chica subía con algo en la mano, eran las marcas que había puesto la organización para la carrera. No me preocupo mucho, seguro que puedo orientarme, a los cinco minutos, en cruce de senderos, primeras dudas, ¿derecha o izquierda? , como no podía ser de otra manera escojo mal, al poco rato vuelta a subir y coger el camino bueno. En otro cruce, otra vez las dudas, por aquí, al poco oigo un grito en un alto, era el compañero que me había adelantado, alguien le estaba indicando. De nuevo vuelta a subir, y no veas como jode ya tener que deshacer camino, aquí ya reconozco el camino y sólo queda hacer la larga bajada siguiendo el sendero. Por suerto consigo alcanzar al chico que me precedes y podemos ir de charleta todo el camino.

Menos mal que nos juntamos porque entre el sol, que ahora caía a plomo, y el cansancio acumulado, el sendero se nos hizo bastante largo. Al final 1h 20min. de bajada, qué cosas, tardé más en bajar que en subir...

En resumen, estupendo entrenamiento y la vista puesta ya en el día 18 que será el Cross María Auxiliadora, espero poder disfrutarlo con toda la familia como suele ser ya costumbre.

Enlaces a la entrada en Blogger